ESTUDIO MADALENA

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
BRASIL
ANDERSON FABIANO FREITAS, PEDRO AMANDO DE BARROS, ACÁCIA FURUYA

La intención principal del proyecto fue crear una plaza en la planta baja y revelar la vista de quien transita por el paseo público del paisaje característico del barrio de Vila Madalena: una geografía accidentada generadora de agradables miradores, originalmente ocupada por sobrantes obreros, pero alterada por el surgimiento de nuevos emprendimientos de constitución vertical.

Utópicamente, esta pequeña edificación subvierte la lógica tradicional de ocupación de los lotes, contraponiéndose a la idea de privatización de la planta baja y, consecuentemente, de uno de los sentidos humanos, la visión. Ofreciendo a la ciudad nuevas calles con “ventanas”.

El programa solicitado contemplaba dos usos distintos: uno a la vivienda y otro al trabajo. Como no había un preajuste de área para esos espacios, hubo la oportunidad de apropiarse del terreno en su capacidad máxima permitida por la legislación. Aprovechando la declinación acentuada del terreno original, el edificio se desarrolla en dos volúmenes independientes hacia abajo y hacia arriba de la plaza, conformando un hiato entre los usos, manteniendo así la cuota de la calle desocupada, integrada al paseo público.

Por debajo del nivel de la calle se ajusta el basamento en dos espacios en el mismo nivel, separados por un patio interior.

La circulación vertical fue instalada en una fachada de las laterales de la edificación, además de contribuir para el bloqueo de la estructura como un contra fuerte, permite la circulación sin obstruir el vacío de la plaza. Suspensión por pilotis, el volumen se compone de dos pavimentos con plantas libres, que anticipa la flexibilidad de uso de los espacios.

La construcción tuvo el presupuesto disponible como cuestión preponderante. Se decidió adoptar un sistema prefabricado tanto para estructura, en perfiles metálicos, como para el piso y las vallas, ejecutados en paneles de hormigón.

En este proyecto, el sistema de panel fue utilizado en dos condiciones, una de la forma tradicional ampliamente empleada en Brasil, y otra desarrollada por la oficina para optimizar y diversificar ese sistema; paneles dobles y huecos – dos piezas de hormigón unidas por el hardware de armazón, sin la necesidad de utilizar formas. Para la ejecución de estas piezas fue posible la utilización de las mismas herramientas de las líneas de producción de este producto, hecho relevante para la viabilidad de este concepto constructivo.

El basamento, ejecutado en estructura tradicional de concreto, desempeña la función de consolidación del terreno.

El volumen suspendido, estructurado en vigas y pilares metálicos confieren ligereza y rapidez a la ejecución de la obra. Por lo tanto, todas las cerraduras y pisos se ejecutan con el sistema de paneles dobles huecos.

En virtud de su alta capacidad de resistencia mecánica, este nuevo sistema actúa como una secuencia de vigas enredadas con banzas (superior / inferior) en concreto, teniendo la altura estática definida por el hardware de armazón. La construcción de ese volumen suspendido fue hecha agilmente, sin la necesidad de concretar el núcleo de la losa (obra seca). Este aspecto redujo significativamente la carga en la estructura metálica, la fundación y, por lo tanto, el coste final de la obra.

Al principio lo que sería limitación, la condición presupuestaria, motivó la investigación de nuevas alternativas constructivas sin dejar valores inherentes a la calificación del espacio construido para la ciudad, como un diálogo permanente, no importando su programa.