FAB-LAB

FAB LAB foto seleccionada

BAQ 2014
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
VENEZUELA
ALEJANDRO BORGES G.,CALCULO ESTRUCTURAL: ING. JOSÉ GARCÍA,CONSTRUCCIÓN: SIMBIOSIS ARQUITECTOS + ING. MOISÉS

FAB LAB

Uno de los temas más desarrollados en la Arquitectura, especialmente durante el movimiento moderno es el de la correspondencia entre el interior y el exterior de un objeto arquitectónico. Le Corbusier escribía: ”un edificio es como una burbuja de jabón. El exterior es el resultado del interior…”. Es decir, el programa y el espacio deben ser “expresados” en el exterior.

El mensaje que transmite una elevación hacia afuera es una cosa y otra es qué tanto de su espacio interior se refleja en su exterior. Todo objeto arquitectónico posee una dualidad implícita. Por una parte, es un espacio contenido, limitado, definido por distintos elementos articulados según un programa. Por otra parte, es simultáneamente una pieza urbana, la cual representa un fragmento de ciudad el cual contribuye a definir nuestra percepción del espacio público.

Esta dicotomía, espacio arquitectónico-espacio urbano, permite investigar qué tipo de relaciones interior-exterior pueden darse en un objeto arquitectónico. En el proyecto para un FAB-LAB se asume como punto de partida la dualidad entre la necesidad de un espacio industrial único y su correspondiente imagen exterior inserta en un contexto muy discontinuo, fragmentado, periférico de la ciudad de Caracas. Se plantea una caja contenedora de un espacio flexible de doble altura y una mezzanina  igualmente flexible capaces de albergar la actividad de fabricación digital. Dicha caja posee las caras Este y Oeste cerradas al exterior construidas en bloques de cemento fabricados en sitio.

El trabajo de la fachada Sur busca introducir luz y ventilación natural al espacio de manera de generar un nivel de iluminación que permita el funcionamiento de fabricación en óptimas condiciones. Los planos quebrados en la elevación Norte poseen tres funciones específicas. La primera tiene que ver con la idea de generar un gran mural urbano que constituya un fragmento plástico en el espacio público. Está pensado para generar distintas percepciones dependiendo de la dirección que se lleve a lo largo de la calle. Tales quiebres aleatorios permiten la introducción de luz natural de manera controlada y reflejada, lo cual genera una atmósfera apropiada para la actividad de producción industrial requerida. Se combinan de igual forma con el trabajo de la fachada Sur con el objeto de generar ventilación natural cruzada. Por último, dichos planos quebrados son elementos estructurales compuestos en lámina y perfiles en acero sobre los cuales descansa la carga transmitida por las cerchas en la cubierta.

El encuentro entre los planos verticales y el plano horizontal de la cubierta es ocupado por un vacío que genera tensión entre estos y permite enmarcar el espacio interior por líneas de luz y ventilación natural lo que complementa el efecto de los quiebres y perforaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *