GLACIARIUM – MUSEO DEL HIELO

SONY DSC

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ARGENTINA
SANTIAGO CORDEYRO, PABLO GÜIRALDES

Los glaciares son una potente combinación de elementos y fenómenos climáticos y naturales. Hielo, piedra, agua, aire, libran sus batallas frente a nuestros ojos. Una danza dramática de la naturaleza se realiza en cámara lenta frente a nuestros ojos. La riqueza y complejidad visual del conjunto surge del lento y cruento choque de estos elementos, arrastrados todos por la fuerza de gravedad, modificados por el viento y el agua, chocando entre si.

El proyecto del Museo se baso en esta sensación de fuerzas básicas y elementos simples que se mueven de forma lenta y majestuosa frente a nosotros.

Los materiales del edificio son algunos de los más simples y frecuentes en la zona: galpones de chapa metálica para los contenidos y la nave del hall, y torres de mampostería para las torres que alojan oficinas, cocina, baños y servicios.  Las formas son simples: prismas horizontales con techos a un agua para los galpones, prismas verticales para las torres. El movimiento que adquieren surge  de su adaptación al terreno por un lado, y de un entrechocar de formas que es consecuencia de ubicar los elementos del programa donde funcionan mejor, y que el conjunto sea el resultado de este juego. Los espacios interiores son también la consecuencia de estas colisiones y adaptaciones.

Distribución,  contenidos, materiales

El edificio está integrado por un hall central y tres pabellones unidos por conectores de circulación.  El Pabellón central contiene el hall de acceso, la boletería, el bar, local de venta de souvenirs, así como oficinas administrativas y zona de personal. El edificio del hall incluye zonas de baños públicos y de personal, cocina y depósitos.

El hall es elemento distintivo del conjunto, que recibe a los visitantes y los orienta hacia los pabellones que alojan los contenidos.  Es una  barra horizontal, construida en chapa con grandes superficies vidriadas.

En el frente del edificio principal se alzan tres torres de líneas verticales, que con inclinaciones  en 3 de sus caras, dinamizan la composición total. Estos elementos, en los que se alojan los baños públicos y de personal, cocina y oficinas, están alojados en tres torres de dos niveles,

En el subsuelo se encuentra el Bar de  hielo; se trata de un local enteramente de hielo incluyendo revestimientos, mobiliario y equipamiento, utilizando bloques de hielo que se desprenden de los Glaciares de la zona. Destinado a servir bebidas, mantenido a una temperatura de 5 grados centígrados bajo cero. Este sector cuenta con su propio vestíbulo y área de servicios.

De los tres pabellones restantes, dos de ellos alojan los contenidos temáticos, maquetas, infografías, ambientaciones y audiovisuales. El último contiene el auditorio con su área de antesala.  Estos tres elementos tienen un fuerte desarrollo horizontal. La chapa acanalada sinusoidal, que se deja de color natural, se transforma en un material abstracto y continuo, y acentúa las líneas quebradas de los pabellones.

Construcción

La construcción es la combinación de dos sistemas económicos y muy usados en la región: naves metálicas de estructura reticulada y revestimiento de chapa, y un sistema de construcción rápido llamado “Cassaforma” .

La nave principal del hall tiene una altura promedio de 6.00 metros. Esta construida con estructura de columnas y vigas metálicas reticuladas, sobre fundación de zapatas exentas y viga de encadenado de hormigón armado. El revestimiento exterior y la cubierta son de chapa acanalada sinusoidal, con aislación de lana de vidrio de 50mm con película de polipropileno. La carpintería esta realizada con estructura de aluminio anodizado de color natural Perfiles Aluar tipo IBM, vidriado doble con cristal tipo float en el interior, y vidrio laminado en el exterior.  Los contrapisos y pisos de los pabellones y el hall se construirán como plateas de hormigón armado con malla sima de 8mm de espesor, pulidos para su terminación.

Las torres están construidos con el sistema autoportante Cassaforma, que consta de tabiques realizados de placas de poliuretano expandido, malla metálica y concreto proyectado.

Las fundaciones de estas torres serán realizadas con un sistema de plateas de hormigón armado sobre compactado de tosca.

El interior está revestido en placas de roca de yeso. Las aberturas son de aluminio anodizado, con vidrio doble hermético para mejorar la aislación.

Sustentabilidad

En la etapa de proyecto decidió minimizar el movimiento de suelos, por lo que el edificio se apoyó sobre el terreno, y cada sector tiene el nivel de donde está situado. El terreno alrededor del edificio se dejo como estaba, sin introducir plantas exóticas ni mover el suelo.

La forma del edificio y la implantación de los pabellones en punta como dedos de una mano se ubicaron de tal forma de minimizar el impacto del viento sobre el edificio y poder contrarestar  y desviar los vientos de 120 km que soplan desde la estepa Patagónica.

La construcción metálica es liviana y fácil de desarmar, y en el futuro será fácil de desmontar. Por su parte,  el sistema Cassaforma es uno de los mejores sistemas en términos de aislación térmica y acústica. También es liviano, aunque el telgopor no es un material de fácil reciclado.

La aislación térmica de todos los sectores fue estudiada a fin de minimizar la necesidad de acondicionamiento. La aislación del hall está hecha con aislantes celulósicos. El hall y las oficinas tienen aberturas para permitir ventilación natural y doble vidrio para disminuir la perdida térmica.

La iluminación del hall principal, el foyer del auditorio y el exterior se realizo mediante luminarias LED, lo que disminuyo el consumo de energía para estos sectores.

Los equipos de acondicionamiento de aire tienen sensores para inyectar aire fresco en caso de que la temperatura exterior lo permita y reducir el consumo de energía para este uso.

Buscamos con el museo el contratse entre Arquitectura y naturaleza ya que el marco de nuestro edificio es el sitio, la estepa patagónica es el gran escenario de esta obra. La naturaleza nos sorprendió ya que a pesar de buscar este contraste, y creemos  de haberlo logrado,  durante el invierno con la estepa nevada el edificio se mimetiza con el paisaje sorprendiendo y logrando un efecto de fusión entre arquitectura y naturaleza.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *