HOSPITAL DE CLÍNICAS PICHINCHA

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
ANDRÉS LÓPEZ, MARCELO LEÓN

ANTECEDENTES

La Clínica Pichincha es una de las instituciones de salud privada más antigua de la ciudad de Quito, que en el año de su fundación, Agosto 1948 fue situada en un barrio eminentemente residencial que para ese entonces se ubicaba en el extremo norte de la ciudad.  En estos cuarenta años el crecimiento de la ciudad ha sido de 190.000 a 2.000.000 habitantes haciendo que el barrio de La Mariscal donde se encuentra la Clínica Pichincha haya sufrido una transformación radical hacia un barrio comercial e institucional.

En este mismo período de 1948 al 2007, los cambios en la tecnología médica y las necesidades de espacio por el incremento poblacional y por ende de pacientes, hizo que la Clínica tenga una demanda muy grande de espacio, planteándose primero la disyuntiva de reubicarse a un nuevo sector de la ciudad en donde sea factible desarrollar todo el programa  de expansión previsto. Luego de algunos análisis en donde primaron los factores económicos, de equipamiento urbano hospitalario  y servicio al entorno barrial y de la ciudad,  se decidió  iniciar un plan de crecimiento  en la misma manzana, explotando  el cambio de Uso de Suelo con una nueva zonificación en el sector, que permite incrementar de una altura máxima de 9 a 27 mts  intensificando en 300% el C.O.S., así como también con las  nuevas tecnologías constructivas el poder utilizar los subsuelos como bodegas y estacionamientos que son absolutamente deficitarios en el sector e indispensables para el nuevo Hospital de Clínicas Pichincha.

La Clínica desde su fundación y antes de nuestra intervención sufrió algunas pequeñas ampliaciones y readecuaciones,  obligadas así mismo por nuevos equipos y servicios, lo que luego de algunos años llevó a que se encuentren absolutamente dispersos generando serios problemas de relación entre ellos, para lo cual además adquieren algunas edificaciones (casas) vecinas las mismas que se adaptan para albergar los espacios requeridos.

NUEVO PROGRAMA A IMPLEMENTARSE

Luego de la decisión de permanecer en el mismo emplazamiento original e  iniciar con la adquisición de las viviendas aledañas, se definen las necesidades a satisfacer y son las siguientes:

1-Unificar los espacios dispersos que en algunos casos incluso el mismo servicio, como es el caso de Cuidados Intensivos se encuentra dividido en varios ambientes y sectores de la Clínica

2-Integrar y articular los principales departamentos en un mismo nivel, como son: Emergencia, Cuidados Intensivos, Cirugía e Imagen y lograr que Hospital del Día esté relacionado con estos servicios en forma directa.

3-Canalizar el acceso principal del Hospital hacia el principal, ya que no se encuentra definido el mismo al no haberse categorizado los mismos.

4-De acuerdo a la nueva tendencia y a las nuevas prácticas médicas muy poco invasivas, el uso del hospital del día cada vez es más demandada, por lo cual se ha diseñado 819 m2 para este efecto, con un acceso directo e independiente para pacientes ambulatorios.

5-Complementar los servicios hospitalarios con suficientes oficinas (consultorios) médicos, para promover que los profesionales afiliados al Hospital ocupen en lo posible todo su tiempo laboral de práctica privada en las mismas instalaciones, redundando en una ventaja tanto para el hospital y los médicos, como para los pacientes.

6-Dotar de suficientes estacionamientos tanto para el personal médico, como para los clientes y familiares de pacientes hospitalizados.

7-Tener áreas complementarias para el hospital, como Sala de Conferencias, Gimnasio y Cafetería para el público.

TOMA DE PARTIDO Y SOLUCIÓN ARQUITECTÓNICA FINAL

Para permitir el acceso directo al área ampliada de emergencia, se la ubica en el nivel 0,00 en Planta baja hacia el norte con ingreso desde la calle Veintimilla, que es la vía que conecta directamente con el corredor del Trolebús, cuyo uso es compartido con los vehículos de emergencia, como ambulancias, lo que permite un desplazamiento muy rápido por el EJE NORTE-SUR principal de circulación de Quito que es la Av. 10 de Agosto

Se unifica el área de Cuidados Intensivos (UCI) que se encontraba dispersa en el tercer piso de un bloque y segundo de otro, y se ubica también en el nivel  0,00 junto a Emergencia.

Al haber descendido Cuidados Intensivos con un área ampliada, lo propio se hace con el área de Quirófanos que se incrementan de 3 a 9 unidades de mayor tamaño, en el mismo nivel 0,00 conectados tanto con Emergencia como con UCI.

Por último en ese mismo nivel  se ubica el servicio de Imagen con nuevos equipos de Rayos X, Tomografía Axial y Resonancia Magnética, articulándose con las áreas de UCI, Emergencia, Quirófanos por medio de una espera común y los ascensores y escaleras que conectan con el siguiente nivel que es el Hospital del Día y por ese mismo eje de circulación vertical con la nueva área de hospitalización. El área de Imagen cuenta y con acceso exclusivo para esa área desde la calle Ramírez Dávalos para pacientes ambulatorios que frecuentemente asisten desde otros centros médicos para usar los equipos de última tecnología.

En tres niveles de subsuelos -3.40, -6,46 y -9.52 con acceso desde la calle Ramírez Dávalos  con circulación en un solo sentido y con salida a la calle Veintimilla se ubican 167 estacionamientos para el público; en el bloque de hospitalización y con acceso desde la Ramírez Dávalos en dos niveles de subsuelo se encuentran 40 aparcamientos adicionales para el público con lo que  obtienen finalmente 207 estacionamientos para uso público. En los niveles +3.80 y +6.68 y con acceso independiente desde la calle Veintimilla están 80 estacionamientos exclusivos para médicos y personal del hospital.

En el bloque de hospitalización, en el nivel +3.06 se encuentra el Hospital del día, que como se mencionó anteriormente se vincula con el piso inmediatamente inferior de quirófanos y UCI mediante dos monta camillas, este piso cuenta con 10 habitaciones y 3 cubículos para intervenciones menores. Desde los niveles +6.12 al +15.30 se tienen 4 pisos con 14 habitaciones cada uno con lo que el Hospital incrementa 66 camas (160%) en su capacidad instalada para pacientes hospitalizados, que antes era únicamente de 40.

Al haber tenido en los años anteriores un crecimiento desordenado, ocupando la Clínica las casas vecinas, con adaptaciones precarias de edificaciones diseñadas y construidas para viviendas, además de haberse dispersado todos los servicios, tenían ambientes disfuncionales y anti técnicos pues nunca fueron planificados para ese uso, no tenían ninguna presencia urbana en el sector, a pesar de ocupar un 65% del área construida de la manzana. Con el nuevo diseño del Hospital, justamente se logró unificar e integrar los distintos servicios, adecuándoles en dimensiones e instalaciones para albergar equipos médico de última generación; pero desde el aspecto formal se ha logrado dar una lectura hacia el entorno urbano que define por sí sola la presencia del Hospital a toda la zona de influencia en la ciudad.

Respecto a los materiales usados en fachada se buscó combinar elementos  cálidos y tradicionales para no contrastar con el entorno, pero combinado con ACM (láminas de aluminio de recubrimiento) para denotar que simultáneamente es una edificación que en su interior guarda la más alta tecnología médica y que está de acuerdo a la evolución de los materiales de construcción; con lo que se obtuvo además un edificio que requiere muy poco mantenimiento en sus fachadas, justamente por el tipo de materiales utilizados.

Las terrazas contienen los espacios destinados a uso comunal para los médicos y personal hospitalario, constan de un Auditorio, un Gimnasio y unidos por un puente cubierto por membrana para no generar demasiada carga con la Cafetería General. Estas terrazas son el remate de los edificios que luego de paredes de ladrillo muchas de ellas texturizadas, por la disposición al trabar las hiladas de los mismos, terminan en Jardines Naturales, dándoles a sus usuarios un ambiente para contrarrestar  con actividad diaria, integrándole además con el parque Julio Andrade, el cual se pretendió extenderle hacia arriba con el diseño y al mismo tiempo se devuelve a la Ciudad el VERDE que especialmente en ese barrio que contaba con viviendas con grandes parques y que con todos los cambios sufridos prácticamente han desaparecido.