HOTEL HO

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
ESTILO ARQUITECTURA

Como en la mayoría de las ciudades latinoamericanas, el centro histórico de Mérida,  ha sufrido del deterioro, abandono, cambio de uso y finalmente, aunque a paso lento, rescate y revitalización.

Uno de los mayores problemas ha sido la “comercialización” es decir el cambio de uso habitacional a comercial y si bien es importante rescatar su uso original debemos recordar que los centros no eran únicamente vivienda, el comercio también jugaba un papel, sin llegar a ser, el único o preponderante.

Es innegable que hoy el centro histórico cobra nueva vida y que su rescate se ha dirigido principalmente al uso habitacional, nuevos habitantes revaloran las antiguas casonas, les devuelven su pasado glorioso y las actualizan a la necesidades de l ávida actual.

Mientras, los edificios originalmente públicos o comerciales como: almacenes, mercados, hoteles, etc. permanecen en el abandono o simplemente no hay el interés por realizar un rescate pues siguen rindiendo frutos a pesar de su deterioro.

Un caso aparte y excepcional es  el del Hotel Oviedo que data de finales del siglo XIX y que fue construido expresamente para funcionar como tal y que al paso de los años y diversas “mejoras”  comenzaba a perder su belleza arquitectónica y su propósito principal: proveer servicios de hospedaje y confort.

La encomienda inicial fue rescatar el patio central, corazón del edificio, y con ello inició un rescate integral que poco a poco ha inyectado vida a todo el conjunto y se ha internado en cada uno de los espacios, renovando su imagen y actualizando los servicios que ofrece el hotel.

EL CRITERIO: “rescatar la arquitectura histórica del edificio, exaltar sus valores espaciales, estéticos y constructivos e incorporar elementos de diseño contemporáneo  que sean claramente identificables pero sin ser protagonistas o sin minimizar su actuación” el concepto “integrar un nuevo conjunto donde conviven arquitecturas de dos épocas, respetuosas la una de la otra”.

El patio original mezclaba el transito vehicular y el esparcimiento de los huéspedes indiscriminadamente, actividades que debieran estar separadas o al menos tener un límite claro.

Los elementos que definían la imagen del patio: jardinera, pavimento, fuente y color se rediseñaron para establecer un nuevo orden.

LA JARDINERA se ubica como una diagonal que divide y separa el patio en dos áreas una para uso exclusivo de los huéspedes y otra para automóviles.

 EL PAVIMENTO definido por una retícula ortogonal se transforma en una retícula de diagonales que incorpora dinamismo al espacio tradicionalmente estático además de agregar un carácter contemporáneo.

LA FUENTE  se transforma de ser un elemento protagónico a ser mas anónima pero conservando sus características de proveer frescura, sonido y movimiento.

EL COLOR se eligió de la paleta tradicional de la región, definiendo terracota  para fachada y patio central y acentos en blanco para los detalles arquitectónicos como pilastras, cornisas, molduras, etc.

Amarillo al interior de arcadas y áreas publicas para contrastar con el exterior y crear mayor profundidad

Al extenderse la rehabilitación a los espacios interiores, determinamos respetar la configuración existente y enfocarnos a renovar la imagen exaltando las características propias de cada espacio. Elementos que eran considerados como defectos se incorporaron al diseño, convirtiéndolos en cualidades, tal es el caso del cubo de ventilación, que normalmente se ocultaría de la vista del huésped  con ventanas opacas o cortinas y que por el contrario con ventanas de cristal transparente creamos  la sensación de mayor amplitud y al dejar expuesta la mampostería original de los muros y añadir vegetación e iluminación creamos una pieza de arte al interior.

El uso de colores neutros en la mayor parte de los muros y plafones nos permitió resaltar algunas cualidades existentes como: la textura de los plafones de rollizos de madera, la carpintería de puertas y ventanas, el contraste de pisos de mármol o “pasta”, etc.

Aun queda camino por andar pero hoy el Hotel HO pone el ejemplo de rescate de un edificio comercial en el centro histórico, devolviéndole a una joya arquitectónica del siglo XIX su esplendor, incorporando conceptos contemporáneos  y creando un conjunto donde conviven y se complementan arquitecturas de ayer y de hoy.