LA ARQUITECTURA MODERNA EN CHILE 1907-1942

portada del libro

BAQ 2012
CATEGORÍA TEORÍA HISTORIA Y CRÍTICA DE LA ARQUITECTURA EL URBANISMO Y EL PAISAJE
BRASIL
MAX AGUIRRE

El libro destaca el rol de los arquitectos que agrupados en asociación gremial fueron capaces de impulsar en un periodo de treinta y cinco años (1907-1942), cinco grandes iniciativas: la creación del Colegio de Arquitectos, el apoyo a la formación de Facultades de Arquitectura, la participación en los Congresos Panamericanos de Arquitectos, la aprobación reglamentos de edificación y la publicación de revistas.   Instaurando la transformación más importante de la arquitectura después de la introducción académica de la disciplina en el país, iniciada en 1780 con la llegada del arquitecto Joaquín Toesca y Ricci .

Transmutaciones culturales que excedieron la arquitectura y comprometieron la economía, la producción, la política y la sociedad, irrumpieron en la acción de los arquitectos trastornando la práctica profesional, las bases proyectuales y las obras, e indujeron una nueva manera de concebir el proyecto. Este estudio analiza  el  modo  cómo  las  revistas  de  arquitectura  dieron  cuenta  de  este proceso en el lapso de las publicadas entre 1913 y 1941. Se plantea la cuestión del origen histórico  de  la  modernidad  arquitectónica  local, estableciendo  la correspondencia entre los acontecimientos culturales que afectaron a todo el país y el proceso de transformación de la arquitectura durante el siglo XX.

A través de las revistas los arquitectos se hicieron cargo del impacto que tuvo en  la  arquitectura  la  modernización cultural  y  pusieron  en  marcha  tres estrategias para enfrentarlo: creación del Colegio de Arquitectos, formación de Facultades de Arquitectura e integración social de la profesión a través de la participación en congresos de la especialidad y la promoción de la reglamentación de la práctica de la arquitectura. Además, se hicieron parte de los   fenómenos   de   la   vivienda   popular   y   la   transformación   urbana, manifestaciones de la cultura moderna que atañen a la arquitectura. Asimismo, se cuestionaron los estilos y los ornamentos como recursos hasta entonces fundamentales en la generación de la forma arquitectónica. De esta manera, en un proceso evolutivo e involuti vo constante, se asimilaron  principios que fuero n definiendo  un  modo  nuevo  de  concebir  el  proyecto.  Caracterizado  por  el abandono de los estilos históricos y los ornamentos, y por criterios proyectuales basados en la producción industrial, la estandarización, el prototipo, el cálculo, las aplicaciones de la racionalidad científica y de la tecnología de la máquina.

Puede  constatarse  la  consolidación  de   una  nueva  arquitectura  llamada moderna, a fines de la década del cuarenta, cuando las reformas de la enseñanza de la arquitectura, la adopción por el Estado de políticas fundadas en esos  criterios  y la  ley que  creó  al  Colegio  de  Arquitectos otorgándole facultades reguladoras del ejercicio profesional, aseguraron entonces la nueva concepción de la arquitectura.

La perspectiva de interpretación de los hechos propone que hubo una transformación de las bases culturales de la sociedad que indujo cambios en la vida  cotidiana.  Desde  esos  cambios  culturales  emergieron  necesidades  y requerimientos a la arquitectura, por ejemplo, de viviendas baratas, regulación de la edificación y crecimiento  urbano. Sólo entonces los arquitectos fueron impelidos a responder con propuestas que  no pudieron sino considerar una nueva concepción del proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *