LOGEMENTS AVENUE DE LATTRE DE TASSIGNY

52 LOGEMENTS AVENUE DE LATTRE DE TASSIGNY 002

BAQ 2014
CATEGORÍA HABITAT SOCIAL Y DESARROLLO
FRANCIA
XAVIER LEIBAR,JEAN-MARIE SEIGNEURIN

Situado en el barrio de Empalot en Tolosa, el proyecto se integra en la composición global del barrio viniendo a completar una barra de los años 70 para crear un patio de manzana privativo.

Ese parque interior ofrece un espacio compartido cualitativo propicio apropiárselo por los habitantes.

A partir del acceso desde la calle, los espacios comunes fueron objeto de un trabajo especialmente cuidadoso, con halls de entrada generosos, con doble orientación y luz natural en las circulaciones comunes en cada piso.

Los alojamientos tienen todos al menos una doble orientación a partir del T3. Su organización interna facilita la distinción entre las partes de día y  de noche. De esta forma, se presta una gran atención al máximo aprovechamiento de las superficies útiles reduciendo los metros lineales de circulación.

El edificio propone un espacio abierto sobre el exterior en cada vivienda.

Esta  parte suplementaria puede así abrirse completamente sobre el salón y  aumentar el espacio percibido proponiendo al mismo tiempo un espacio tampón que favorece las contribuciones térmicas pasivas.

Además tiene un efecto de cabina acústica reduciendo al máximo el sonido producido por las infraestructuras terrestres clasificadas a proximidad. La operación se sitúa a la entrada del barrio de Empalot, a lo largo del eje de carreteras del bulevar de Lattre de Tassigny, sobre una parcela presentando una fuerte inclinación. La alineación sobre los límites, es respetuosa con las condiciones urbanas, y permite al edificio señalar los ángulos de la parcela sobre el bulevar.

Gracias a un trabajo fino sobre la volumetría, se encuentra una escala humana, volviendo a poner al habitante en el centro de la concepción del proyecto. La escritura arquitectónica consolida la atención prestada al concepto de calidad, tan determinante en un barrio delicado. El juego sutil de variaciones entre ladrillo rojo y ladrillo blanco, el cuidado prestado a los detalles constructivos, el tratamiento de los ángulos, expresan de manera perceptible, este objetivo de calidad y atención prestada a los futuros habitantes.

Este trabajo se continúa a escala de la vivienda. Todos los alojamientos poseen un espacio abierto sobre el exterior, terraza esmaltada, verdadera parte suplementaria, en comunicación directa con el salón o la cocina creando así un espacio tampón que favorece las contribuciones térmicas pasivas. Las terrazas se orientan sobre el patio abierto de manzana al Sur o sobre el rio Garona al oeste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *