MEMORIAL A LAS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA EN MÉXICO

BAQ 2016
CATEGORÍA TEORÍA HISTORIA Y CRÍTICA DE LA ARQUITECTURA EL URBANISMO Y EL PAISAJE
MÉXICO
JULIO GAETA, LUBY SPRINGALL, GUSTAVO AVILÉS, SANDRA PEREZNIETO

“Este memorial es una suma de distintos y singulares momentos; son momentos de materia, de silencio y reflexión profunda. Estos grandes muros de acero, con su color tan especial, nos conmueven y nos llenan de emoción”.

Juhani Pallasmaa – México, 2016

El Memorial a las Víctimas de la Violencia en México es un proyecto abierto e inacabado. Es un memorial vivo que construye un proyecto colectivo a modo de una pregunta permanente, abierta y son responder. Como consecuencia de esto, surge un proyecto renombrado y apropiado, un espacio lleno de dibujos, mensajes y nombres puestos por la gente.

Este memorial, como otros, expone las fallas de una sociedad y materializa el permanente recuerdo del dolor. Es un memorial que materializa el no olvido; es un homenaje a quienes fueron víctimas y a sus familiares. Es una construcción antídoto contra la destrucción que genera la violencia. Es el testigo en el tiempo del pasado roto; es la voz que día a día nos recuerda el dolor que si bien queremos superar, no queremos olvidarlo para que no se vuelva a repetir. Es un proyecto que traduce la memoria convertida en espacio; en un espacio caminable, abierto, experiencial, que transforma las ausencias de las personas desaparecidas en presencias permanentes en el espacio y en el tiempo.

Es de esta manera que Julio Gaeta y Luby Springall, autores de la obra arquitectónica, describen al proyecto resultante de un concurso nacional abierto, ubicado en el parque más importantes de la ciudad, el Bosque de Chapultepec. La acción del concurso nacional disparó, por un lado, la recuperación y creación de un espacio público, que hasta ese momento no existía, y por otro la construcción de un espacio-memorial. En ambos casos, la condición que domina es lo abierto. Es un proyecto pensado para materializarse como un proyecto abierto e inacabado: abierto a la ciudad y abierto a la apropiación ciudadana.

Como describe Kristin Feireiss, curadora de arquitectura y jurado del Premio Pritzker, el Memorial a las Víctimas de la Violencia en México adopta un enfoque holístico que expresa un mensaje humanitario, fuerte presencia física, sensibilidad artística extraordinaria y diálogo poético con el universo y la naturaleza. Explica que a partir del concepto y diseño del memorial, una instalación de setenta enormes muros de acero y espejos de agua integrados hábilmente al paisaje, se han creado formas y espacios que interactúan con el paisaje urbano, conectándose también con la comunidad. Esta dimensión colectiva la considera como un valor único, ya que crea un espacio en el que todos pueden estar juntos: un lugar para todas las generaciones y nacionalidades, para recordar, conversar y cuestionar —aun cuando no haya ninguna respuesta. Para Feireiss, el proyecto es un gran ejemplo de cómo se ha transformado la manera de interpretar los memoriales a nivel mundial para dar paso al paisaje memorial, caracterizado por el cambio de monumentos únicos de gran escala a esculturas que se confunden con el ambiente urbano o natural.

El Memorial a las Víctimas de la Violencia en México, diseñado por Gaeta-Springall Arquitectos, es el primer memorial en tanto proyecto arquitectónico en México. Fue concursado y desarrollado en el 2012 y se ha constituido como una marca y un parte-aguas en la forma de pensar y hacer del estudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *