MEMORIAL A LAS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA

MEMORIAL A LAS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA 002

BAQ 2014
CATEGORÍA DISEÑO URBANO Y ARQUITECTURA DEL PAISAJE
PRIMER PREMIO INTERNACIONAL
MÉXICO
GAETA-SPRINGALL ARQUITECTOS,JULIO GAETA,LUBY SPRINGALL,RICARDO LÓPEZ

Este sitio de propiedad federal, estuvo por décadas bajo la jurisdicción de la Secretaría de Defensa; la convocatoria a un concurso nacional de arquitectura y el proyecto en sí mismo significan en una primera instancia la recuperación y construcción de 15,000 metros cuadrados en términos de espacio urbano destinado al uso público.

Un memorial es la pieza arquitectónica que materializa el no olvido y la remembranza.

En el caso del Memorial a las Víctimas de la Violencia en México se materializa en arquitectura uno de los temas más importantes y actuales de la sociedad mexicana: la violencia; este constituye tema gigante y abierto; abierto en el tiempo y en lo no resuelto; ante esto nuestra propuesta conceptual materializa un proyecto abierto y en cierta medida inconcluso en lo espacial y en lo social; creamos un espacio memorial en una total relación de apertura a la ciudad y a sus actores.

EL SITIO

Reconocemos en primer lugar, la vocación del sitio en tanto bosque; de omnipresencia de lo natural; son los árboles que cuentan y determinan antes que nada el sitio con su presencia y ritmo.

La ubicación del proyecto es parte del Bosque de Chapultepec, el gran parque urbano, el pulmón y espacio público y cívico de la Ciudad de México; destacado escenario físico y cultural de México-país; a su vez conforma fachada hacia la Avenida Reforma, el conector urbano más importante de la capital mexicana.

CONCEPTO

Este es un proyecto que tiene que ver con la memoria y esta se sugiere en lo construido y en lo inmaterial. Por un lado, la inmaterialidad, lo no-construido son los vacíos y los espacios entre los muros, los que nos permiten evocar la no presencia, las ausencias generadas por la violencia.

Si entendemos la violencia como la destrucción; la construcción sería la acción opuesta.

Construimos setenta muros de acero corten que construyen el gran antídoto contra esta violencia-destrucción.

La gran acción proyectual consiste en construir setenta muros metálicos que emergen entre los árboles; se acciona un juego dual entre naturaleza y arquitectura: bosque de árboles y bosque de muros.

El proyecto utiliza solo dos materiales: acero corten  y concreto.

En la parte central existe un espejo de agua conformado según una geometría de bordes imprecisos, semi-contenido, abierto como lo es todo el proyecto; una forma inacabada que fusiona materialidades.  En esta zona los muros emergen con más potencia y dramatismo. Los reflejos que se producen en el espejo de agua; las placas conducen nuestra mirada al cielo y al agua; elementos naturales e infinitos.

Los 70 muros de acero operan como espejos ó lienzos, en ellos los ciudadanos expresan su dolor, nombran sus víctimas, dibujan.

A la práctica permanente y cotidiana de miles de ciudadanos que visitan el memorial y escriben y dibujan se sumó hace unos pocos meses un hecho singular en el que un grupo social “tomó” el proyecto y lo renombró como “Memorial a las Víctimas de la Violencia de Estado”; en este evento los ciudadanos colocaron en sus muros miles de nombres de víctimas de la matanza de Tlatelolco ocurrida en 1968.  Se materializa con esto otro capítulo más en la pertinente apropiación del memorial por parte de la sociedad mexicana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *