MILAN 44 – REURBANO

BAQ2016
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
GANADOR INTERNACIONAL BAQ2016
MÉXICO
AT 103 FRANCISCO PARDO + JULIO AMEZCUA

El proyecto se encuentra ubicado en la Colonia Juárez de la Ciudad de México, originalmente la Colonia Americana, colonia que inició su desarrollo a finales del siglo XIX y que ha sufrido una infinidad de adaptaciones y transformaciones a lo largo de su historia. Los usuarios y sus construcciones han sido desde familias de clase alta que construyeron casas o mansiones estilo afrancesadas, hasta talleres mecánicos, escuelas y edificios multifamiliares, pasando por centros de espectáculo, cantinas y cines. Hoy en día, una colonia con una diversidad privilegiada y con una ubicación geográfica de enorme potencial.

El contexto histórico donde se encuentra el proyecto, nos obliga a evaluar las construcciones con un criterio diferente con respecto a los valores preestablecidos de las construcciones catalogadas o de valor patrimonial. El contexto, el territorio en sí mismo debe ser considerado catalogado y por ende debemos entender que las preexistencias forman parte de este contexto, no simplemente por su historia o por su estilo, sino por su valor como pieza del contexto. La discusión del rescate de inmuebles catalogados o valor patrimonial, puede llegar a ser simplista y hasta en momentos poco objetiva, defendiendo criterios como el que una construcción de principios de siglo XX, simplemente por su cuestión temporal, sería catalogada.

Es un proyecto que rescata la estructura del edificio existente –una bodega y venta de refacciones automotrices- la estructura está cerrada por un gran muro cumpliendo con el programa designado, ventas en planta baja y bodega en plantas superiores, identificamos una estructura limpia, de trabes, columnas y losas de concreto, un marco y grilla perfecta para acomodar otros programas sin destruir la estructura existente, al re-programar y quitar solamente el muro exterior, el edificio se convierte en un objeto transparente, con una fachada abierta prácticamente en su totalidad. La intervención transforma el inmueble por medio de una reprogramación, que permite generar un espacio público para la comunidad, generando terrazas y azoteas ajardinadas para mejorar la imagen urbana, manteniendo la estética utilizada en los diversos edificios colindantes, respetando el contexto urbano existente.

A nivel de calle, además de contar con un restaurante, el proyecto contempla abrir el edificio como espacio público durante todo el día para invitar a la comunidad a participar en sus diversos programas, un mercado, locales de comida en los dos primeros niveles, un estudio de yoga, barbería, oficinas en las plantas altas y una terraza de usos múltiples para diferentes actividades, desde arte, fiestas, moda, comidas y eventos. Este proyecto es un ejemplo claro de reciclaje de estructuras existentes, que más allá de la tipología, el programa es lo que cambia y así cambia el contexto inmediato y el contacto con la ciudad y la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *