MINI-ESTUDIO

Mini-Estudio_FRENTE

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
JUAN PABLO MAZA

Este pequeño ejemplo de Arquitectura Responsable, logra con muy pocos recursos y mediante un sistema constructivo tradicional local, resolver las necesidades que le dan origen, al mismo tiempo de inspirar a la gente sin tecnología sofisticada ni procesos complicados.

Esta obra busca “Regresar a la Esencia”: a una sincera comunión entre estructura, forma y función; sin ornamentos, consiguiendo la máxima expresión con el mínimo de elementos.  Una arquitectura sencilla, de formas claras y concepto fuerte; respetuosa con el contexto pero con su propio carácter.

Para su estudio personal, el cliente solicitó algo pequeño pero que despertara la imaginación y estimulara la creatividad, libre de amueblado para potenciar su flexibilidad.  Para lograrlo se pensó un espacio dinámico y fluido, que a pesar de su tamaño se sintiera muy amplio y luminoso.

Este Mini-Estudio, desplantado en tan solo 27m2, se encuentra enclavado  en el pequeño rincón que ocupara un antiguo  cuarto de servicio (entre tres construcciones pre-existentes), en el patio trasero de una casa de la Cd. de México.

Mediante la utilización de planos trapezoidales y un cuidadoso manejo de la perspectiva, se acentúan las fugas amplificando la escala.

Por tratarse de un lugar de trabajo y debido a la orientación sur del terreno, el principal reto consistió en evitar la entrada directa del sol al espacio, sin negar la vista hacia el exterior. Para lograrlo, el volumen de la planta alta vuela hacia el sur proyectando sombra sobre el ventanal que, en planta baja, conecta al estudio con el jardín. Por su parte, las losas inclinadas de la cubierta impiden la incidencia directa de los rayos del sol sobre el área de trabajo, permitiendo la entrada sutil de luz uniforme sobre la doble altura que comunica las dos plantas.

El mezzanine (tapanco) se lanza hacia el exterior disolviendo el límite marcado por el piso, para terminar suspendido sobre el jardín integrándolo así al espacio; mientras el cancel de la planta baja, se abre de lado a lado  para borrar por completo la frontera entre interior y exterior.

Un punto importante que se tomó en cuenta para el diseño, fue la relación del estudio con su contexto inmediato; la nueva construcción se integra armónicamente a las vecinas y un pequeño gesto a manera de remate sobre la fachada produce una sombra triangular que  cambia de tamaño a lo largo del día, dando movimiento al volumen que juega un papel protagónico en la vista desde la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *