MUSEO DE LA REVOLUCION DEMOCRATICA Y CULTURAL

Model

BAQ 2014
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
BOLIVIA
FREDDY BLANCOCH

Mirador posee el nivel +-0.00 desde el cual se puede ver el conjunto y desde ahí se construye todo; plantas y elevaciones pues el conjunto a pesar de ser un hecho arquitectónico por sus características técnicas, en realidad son un grupo de esculturas y desde el mirador no se observa ninguna ventana para que se logre esa apariencia de esculturas

Ingreso principal rememora a Kalasasaya en Tiwanaku donde el Sr. Presidente fue reconocido por los pueblos originarios como su líder. Y le acompaña todo un grupo de murales de múltiples colores que hacen recuerdo a los tejidos originarios (ceramica rota).

El bloque del puma, (es el único animal que se desplaza sobre el altiplano, valle y trópico además es mítico en la cultura Tiwanaku y el modelo fue tomado de un keru ceremonial) en sus salas se encuentra toda la historia de Bolivia, desde los tiempos inmemoriales de los pueblos originarios, la invasión, la resistencia durante la colonia, la resistencia durante la república, y el estado plurinacional de Bolivia.

El bloque de la llama (en la cultura Wancarani era un dios, pues les proveía de carne, lana, cuero, de transporte y sus huesos para utensilios); alberga en su estructura los regalos que recibió el Sr. Presidente.

El bloque del quirquincho definido por el arte popular actual de la ciudad de Oruro, los charangos, instrumento musical que se hacía con el caparazón de dicho armadillo, en su interior programáticamente se encuentra un auditorio, biblioteca, y una sala temporal de exposiciones.

El patio ceremonial es el elemento integrador de los tres bloques, se diseño un espejo de agua y una réplica de una llama Wancarani de 8x1x1 metros que rememora al monolito Pachamama de Tiwanaku, este espacio está cubierto con vidrio de seguridad.

El retorno de los cóndores es un espacio circular tiene planchas en sentido horizontal, que cubren su espacio en forma de techo, en la que cuelgan placas de metal acomodadas de tal manera que dos veces al año se proyecta la sombra de dos cóndores ( los días sin sombra).

Templo andino cada 21 de junio se celebra el nuevo año aymara, cuando el sol sale por el horizonte el alineamiento debe coincidir entre dos columnas e ilumine el altar ceremonial, se contempla el uso de agua, aire, tierra y fuego como parte de los ritos.

Coliseo al aire libre patios y jardines con vegetación originaria,

El conjunto arquitectónico tiene paños decorativos de color (cerámica rota) para que asemejen los ponchos diseñados con muchos colores y símbolos.

Las esculturas desfragmentadas se pueden ver en dos ocasiones haciendo del conjunto un grupo estéticamente logrado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *