NUEVA SEDE OPERATIVA PIZZOLANTE ESTRATEGIA + COMUNICACIÓN

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
VENEZUELA
JOSE GUINARD, STEFAN GZYEL, GABRIEL FOSSI, MANUELA FALCÓN, JULIO GARCÍA, MARCOS VELÁZQUEZ

Las formas de trabajo en la oficina contemporánea han cambiado. El intercambio, el componente social y la movilidad se han vuelto tanto o más importantes que la privacidad y el trabajo individual. La noción de “toda la oficina es mi oficina” ha desplazado a la estación de trabajo fija, sustituyéndola por espacios intercambiables en los que se privilegia lo colaborativo. Igualmente, del génerico open space se ha pasado a un esquema esquema abierto y flexible, basado en espacios específicos para tareas diferenciadas que incluyen desde reuniones informales, brainstorming y sesiones virtuales hasta momentos de trabajo concentrado e introvertido.

El proyecto para la nueva sede de PIZZOLANTE convierte la necesidad del cliente de una mudanza de oficina en una oportunidad para cambiar su organización y forma de trabajo. El staff, conformado mayormente por profesionales jóvenes que trabajan tanto en la oficina como fuera de ella, privilegia la movilidad e informalidad por sobre el cubículo cerrado y el espacio privado. Las nuevas formas de trabajo que se buscaba incentivar fueron la pauta para la organización del espacio principal de la oficina, un rectángulo de 10X15 metros en los que se ubica la mayor parte del personal y donde se concentraron los esfuerzos de diseño. Para organizar esta área se pasó de un espacio subdividido y jerárquico a uno abierto y horizontal que promueve el intercambio, la colaboración y la comunicación directa entre todos los miembros del equipo. Dentro de un esquema de planta abierta se proyectaron pequeños espacios de reunión y trabajo que introducen otra escala y permiten otros niveles de privacidad. Los distintos hubs, nichos y zonas de reunión, todos tecnológicamente equipados, permiten tanto el trabajo individual como en grupo, en sesiones informales entre miembros del equipo o reuniones formales con clientes.

El ala menor del local, ubicada a un lado del espacio principal y articulada con este en el punto de acceso a la oficina contiene el comedor, oficinas administrativas y otros elementos del programa que requieren privacidad o aislamiento, así como una sala para reuniones con clientes y las oficinas gerenciales. Estos espacios se distribuyen regularmente a lo largo de un pasillo central, modulados internamente según la fachada de vidrio existente.

Las limitaciones de presupuesto y rapidez de ejecución determinaron una aproximación directa y cruda a materiales y acabados. Para los pisos se dejó el cemento que existía debajo del alfombrado, se eliminaron plafones y se dejó la ductería a la vista. Se reutilizaron subdivisiones existentes en oficinas y se concentró la carpintería en un mueble central que contiene impresoras, lockers y almacenamiento, además de una pequeña sala de reunión y mobiliario recedido en la pared.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *