PROYECTO DE HÁBITAT EN TRANSICIÓN ANTE DESASTRES NATURALES

BAQ 2016
CATEGORÍA HÁBITAT SOCIAL Y DESARROLLO
ECUADOR
JUAN GUERRERO, MAGAHALY NARANJO, JUAN MENESES, ENRIQUE CARREÑO, AUGUSTA ORDÓÑEZ, JAVIER AGUILAR, OSCAR TAFFUR, ESTEFANÍA CARDONA

Tras el terremoto de 7.8 grados ocurrido en la costa del Ecuador el 16 de abril del 2016, Comparte Ecuador llega a la ciudad de Canoa y desarrolla el diseño del “Centro de Reactivación Temporal (CRT) Nueva Esperanza” para los damnificados de la zona.

Un CRT es un ambiente construido por voluntarios con la misión de brindar un espacio donde los residentes de la zona de desastre se albergan temporalmente hasta reactivarse económicamente, recibir indemnizaciones de sus seguros o apoyo estatal de emergencia. Cada familia que es parte del CRT tiene el derecho a usar las infraestructuras, asistir a los talleres dictados por profesionales y ser parte del mercadillo.

El diseño participativo y de gestión se crea a partir de las necesidades psicológicas, físicas y sociales de los albergados. Considera también las características y necesidades físicas y medioambientales del terreno y el entorno (asoleamiento, dirección del viento, accesibilidad, etc.).

El CRT cuenta con 33 carpas de la ACNUR ubicadas de tal forma que permite el flujo de corrientes de vientos y un correcto asoleamiento para asegurar el confort térmico de cada una de ellas. Se encuentran divididas en cinco bloques, separados por vías con un dimensionamiento adecuado para una correcta movilidad en caso de emergencia o circulación de ambulancias.

La distribución de los espacios de uso comunal se integra con la zona de vivienda facilitando el acceso a gente con discapacidad y ancianos. La estructura de cocina y comedor comunitario es construida con materiales ecológicos de la zona (bambú) con el fin de crear una estructura liviana y resistente. Los baños se encuentran divididos según los bloques señalados, ubicados al lado opuesto de la zona de alimentación.

Cuenta además con una veterinaria a la entrada del CRT para una fácil accesibilidad al tratamiento de animales de la zona. Adicionalmente cuenta con áreas lúdicas con el fin de dar un soporte psico-emocional a los albergados: taller para ancianos, guardería, talleres para jóvenes y consultorio psicológico. Existe también una zona de visitas a la entrada del CRT, además de una cancha multipropósito como zona de esparcimiento y recreación.

La reactivación económica de las familias albergadas se la realiza a través de su participación en el mercadillo, ubicado hacia la vía de acceso principal. Dentro de este, cada familia tiene la posibilidad de desarrollar micro negocios para generar ingresos propios y aportar a la economía comunal del CRT.

El CRT implementa sistemas medio ambientales como trata de aguas, separación de desechos y materiales reciclables y la creación de huertos familiares.  Cuenta además con una señalética apropiada para cada una de las instalaciones.

El diseño del CRT está dispuesto para generar respuestas en tiempo real a nuevas situaciones y una adaptación progresiva de los sistemas existentes, así como aportar a la innovación aplicada a los problemas de una zona de desastre natural, considerando siempre las circunstancias específicas de cada familia. Todo ello utilizando sistemas de arquitectura ecológica con materiales de la zona enfocados a una reunificación de la cultura y la naturaleza.

La reactivación de la mayoría de albergados generará el levantamiento y cese de actividades del CRT, cumpliendo así su objetivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *