PUENTE MATUTE REMUS

FS_DSC0183211604

BAQ 2014
CATEGORIA DISEÑO URBANO Y ARQUITECTURA DEL PAISAJE
MÉXICO
IVAN MARTÍNEZ

Guadalajara es la segunda ciudad más grande de México, esta ciudad dibuja su traza con dos grandes ejes que son las avenidas López Mateos y Lázaro Cárdenas, en cuya intersección se representa el punto de enlace vital con trascendencia regional, nacional, transnacional, por lo cual el gobierno de Jalisco, emprendió el ambicioso proyecto de una vialidad en semáforos a lo largo de 39 km.

La problemática urbana que se representaba en el cruce de estas vialidades, así como el deterioro de la zona con amplios camellones en total abandono y líneas de suministro eléctrico de alta tensión dinero paso al desafío de crear un proyecto que no solo diera cabal solución a esta conflicto vial, sino que además fuera una regeneración y no una cicatriz más en la ciudad generando una zona de encuentro ciudadano y un nuevo Hito Urbano.

Esta zona es ahora parte de la identidad de Guadalajara ya que acuden a ella de todos los puntos de la ciudad para congregarse para celebrar el triunfo del equipo local, conciertos, sesiones fotográficas publicitarias o privadas, cierres de campañas políticas y hasta grabaciones de videos musicales siendo ya parte esencial en el imaginario colectivo de la ciudad y sus habitantes.

El puente matute Remus implico un gran desafío dada la problemática técnico-estructural del crucero: el túnel vehicular existente en la avenida López Mateos imposibilitaba un paso subterráneo por Lázaro Cárdenas por la propuesta presentada concibió la construcción de un paso elevado para los carriles centrales de la avenida. Para solucionarlo se realizó un proyecto geométrico  con un claro libre de 90 metros de los apoyos centrales lográndose un claro total de 165 metros en el tramo atirantado. El diseño del puente propuso aportar al paisaje urbano un emblema contundente con valor estético  con sus borde afilados y plegaduras como si se tratara de un origami, que además incluye un parque lineal para dotar a Guadalajara de un espacio de convivencia que diera continuidad a la tradición Tapatía que nombra a Guadalajara como ciudad verde.

La intervención de la infraestructura vial urbana con el puente matute remus  se arropo como una oportunidad para el mejoramiento de la calidad de vida, la creación de espacio s de uso peatonal, el incremento de las áreas de esparcimiento y la ampliación de la biomasa para paliar los problemas de la contaminación. La concepción del parque en la propuesta técnica del sistema incidió en la estructura del puente que consiste en tres partes principales: las rampas, el tramo atirantado compuesto de un tablero sólido y dos tramos con 26 apoyos combinando concreto ya acero en forma de “V” que al separar en dos la superficie de rodamiento (tres y tres carriles) evito construir una gran masa sólida en el tablero que impidiera la entrada de la luz, se consiguió entonces que la sombra se moviera según el avance del sol y hubiera las condiciones  adecuadas para el crecimiento de la vegetación dentro del parque lineal.

Memoria técnica descriptiva.- puente con longitud de 980 metros que corre sobre la avenida Lázaro Cárdenas con tres carriles de circulación por sentido (3.40 metros de ancho) y un parque lineal bajo su estructura.

El sistema vial consta de dos puentes paralelos con una separación de cinco metros entre ellos para permitir el paso de la luz sobre el parque y solo se unen en el tramo atirantado que consta de 165 metros para hacer funcionar la estructura como conecta con la parte atirantada. Cuenta con un total de 96 cables tensores cubiertos de material plástico resistente a la intemperie y con placas de acero como anclaje en su base, estos son lanzado de la parte superior de los pilones y anclado a un elemento continúo en la parte inferior, un torpedo de acero. Los cables son torones de acero de alta resistencia (17.500kg/cm2). Las trabes cajón, con cara inclinadas se apoyan sobre columnas mixtas de concreto y acero en los capiteles localmente llamados “tetrapodos”. Estas trabes de cajón salvan claros de 45 metros.

La iluminación es rasante con luminarias LED fabricadas ex profeso ara el puente y esta clocada entre los elementos verticales del parapeto, dirigiendo la luz directa a  la superficie de rodado. La iluminación espectacular se compone de luminarias LED cuya gama es de  hasta 64 millones de tonalidad de color.

Cuenta con dos pilones de 40 metros de altura y una cimentación a base de pilas de concreto armado de 13.80 metros de profundidad. La estructura del puente funciona por el principio de las hamacas por estar totalmente suspendida, el tablero no toca los pilones para no transmitir esfuerzo sísmico y puedan ser muy esbeltos. Se controlan los desplazamientos generados por carga asimétrica, desbalance (por ejemplo que los tres carriles de un sentido este saturados y los del sentido inverso estén vacíos) o sismos con dos sistemas amortiguadores hidráulicos colocados bajo el tablero anclados a  unos apoyos de concreto. El  peso del tramo suspendido es de 5000 toneladas (peso muerto más carga viva).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *