RAYÓN 72

BAQ 2016
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
ECUADOR
HÉCTOR ÁLVAREZ, JOSÉ ROSALES

El edificio intervenido se encuentra en el Centro Histórico de la ciudad de Morelia en México. Este conjunto patrimonial está en un momento crítico en que el uso habitacional va cediendo ante el comercial y turístico. Aún se conservan en su perímetro usos tradicionales y mercados locales, pero la pérdida de residentes permanentes amenaza el tejido histórico y la supervivencia de negocios locales pequeños.

La casa data de finales del siglo XIX y tiene un partido tradicional de habitaciones alrededor de un patio central con áreas de servicio al fondo del predio. Su uso como escuela durante varias décadas había dejado secuelas; la eliminación de muros interiores, agregados de herrería, concreto y materiales ligeros, deficiente sanitaria en el patio posterior. Adicionalmente, presentaba importantes deterioros por falta de mantenimiento y prácticamente carecía de instalaciones.

El proyecto, además de atender el rescate material del inmueble para devolverle la posibilidad de permanencia en el tiempo, materializa en su concepción la dualidad de la arquitectura como elemento pasivo (contenedor de acciones humanas) o activo (impulsor de distintas maneras de vivir).

Atendiendo el primer punto se re-proyectó la vivienda con atención a los requerimientos de la vida actual: se formó una suite de recámara, biblioteca, vestidor y baño y tres habitaciones adicionales, cada una con baño, para recibir visitas. Se destinó el espacio más grande para sala–comedor y se insertó una cocina contemporánea. El área de servicio quedó semi-abierta y vinculada al patio de la cocina.

En segundo lugar, se entendió el proyecto como una oportunidad de motivar la vida al exterior, recuperando para tal fin la continuidad entre espacios interiores y exteriores. Se articularon tres patios —el primero más formal, el segundo como comedor al aire libre poblado de flores y el tercero como patio de cocina con horno de leña y hierbas aromáticas—. Para fortalecer el contacto directo entre interior y exterior se evitó cubrir el patio; con ello, además, se consiguió que la presencia de vegetación y la vista del cielo quedaran integradas al proyecto.

Se presenta en el proyecto y en su ejecución un diálogo entre la fábrica original y el uso contemporáneo. Para atender el deterioro, se tuvieron que reemplazar algunas secciones de la cubierta original (de viga de madera, tapa de ladrillo y terrado), consolidar los recubrimientos de los muros y reemplazar los pisos. En la cubierta, se mantuvo el sistema constructivo original, reutilizando en lo posible los materiales. Con el retiro de recubrimientos en muros se descubrieron cenefas decorativas en dos habitaciones y en el corredor del patio que fueron restaurados; la integración de nuevos recubrimientos se hizo con cal con baba de nopal, a la usanza del periodo de construcción. Para impedir el ascenso de la humedad en los muros se instaló un aerodrén. Para los pisos, se eligió un mosaico artesanal de pasta de cemento y loseta de barro natural. Para alojar la biblioteca de la propietaria se insertó una estructura de acero que aprovecha la altura del cuarto sin comprometer los muros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *