REFUGIO DE CAMPO

BAQ 2010
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
URUGUAY
ESTUDIO LT/ JUAN PABLO TUJA, MARTÍN LÓPEZ.

00 / EL SITIO / MELILLA

Ubicado a pocos minutos del centro de Montevideo, en la zona norte del departamento se encuentra la localidad de Melilla.

Enclavada en el cinturón rural que rodea la capital, conserva una larga tradición de familias productoras de frutas y hortalizas.

El entorno natural y el paisaje productivo de la zona, transmiten una característica sensación de paz y tranquilidad, que también se refleja en la calidez de los habitantes de la zona.

01 / EL PREDIO / ANTIGUO VIÑEDO

En el predio en el que funcionaba la antigua bodega, se extendían varias hectáreas de plantaciones de uva de vino que luego se procesaban en la zona posterior de la bodega.

El predio posee las características del paisaje productivo de Melilla, aunque en este predio en particular la producción se detuvo hace aproximadamente una década.

Esto sumado a un escaso mantenimiento en los últimos años de producción, hicieron que tanto el edificio como el predio, empezaran un proceso de rápido deterioro.

A lo largo del predio se puede encontrar una gran variedad de especies vegetales: eucaliptus, ligustros, fresnos, acacias y olivos.

Alrededor de la bodega una masa de grandes árboles la protegen de los vientos fuertes del sur. Hacia el este y norte, la vegetación se vuelve menos densa y más baja, permitiendo la entrada de los rayos solares, en los meses de invierno.

En la parte baja, el predio llega a una cañada, que varía su caudal con las lluvias dando origen a un denso e interesante bosque de ligustros, que constituyen un microclima especial dentro del predio.

02 / EL ENCARGO / INTERPRETACIÓN DE UNA DEMANDA < EL REFUGIO >

En las primeras reuniones con los propietarios el encargo suponía la transformación de la antigua bodega en un edificio flexible. Fuertemente orientado a constituirse en el centro de referencia y servicios de un emprendimiento agroturístico que incluía el funcionamiento de una escuela de equitación.

Con el tiempo y el desarrollo del proceso de proyecto, el edificio comenzó a cargarse de otras actividades, que incluían eventos sociales, productivos, familiares… así el programa comenzaba a mutar y a volverse híbrido en sus definición, empezando a indefinirse y a filtrarse en otros terrenos. Así fue tomando características más conceptuales y empezó a acercarse al concepto de Refugio como síntesis de los procesos anteriores.

Refugio de campo, como lugar para protegerse, encontrarse, esperar, habitar, fugarse de la ciudad y su trajín, hacer una pausa, o sólo disfrutar del entorno natural. Finalmente el concepto de Refugio empezó a aportar información de cómo sería y se usaría el edificio.

03 / ANTIGUA BODEGA / EDIFICIO A RECICLAR

A partir del concepto de Refugio el edificio existente brindaría las pistas necesarias sobre la tectonicidad, materialidad y carácter del nuevo edificio. La bodega se estructuraba en torno a 3 pequeñas habitaciones contiguas (comunicadas entre sí y hacía una galería de acceso en la zona del frente), a los lados de la galería una pequeña habitación funcionaba como cocina accesible solo desde esta y en el otro extremo muros en ruinas nos relatan la presencia de otra habitación que presumiblemente no integró el diseño original. En la zona posterior un gran alero, dominaba la zona de producción de vino, y las bodega subterráneas, sin vínculo con las habitaciones.

El sistema constructivo y estructural se basa en muros portantes de carga, levantados con ladrillos artesanales. La cubierta se había realizado en chapa, clavada a tirantes de madera. En el interior las habitaciones estaban terminadas con cielorrasos de madera. Los pavimentos de las habitaciones y de la galería de acceso se encontraban revestidos con baldosas cementicias, alternando distintos diseños en diferentes espacios.

En las proximidades del edificio un par de aljibes abastecían de agua a la producción de uva y al consumo humano.

04 / EL NUEVO PROYECTO / PREDIO + EDIFICIO

El proyecto incluyó una propuesta de ordenación, para el predio atendiendo a las demandas funcionales que planteaba la producción y utilizando sus valores estéticos como elementos de composición del paisaje.

El proyecto arquitectónico específico, buscó interpretar los datos que tanto el edificio existente como las nuevas demandas proporcionaban. De manera tal que el edificio generado constituyó un híbrido que por un lado conservó parte del patrimonio material y compositivo del pasado y por otro incorporó de la contemporaneidad, una nueva forma de vivir el edificio y de relacionarse con su entorno.

Conceptualmente el proyecto está constituido por dos naves; una abierta y una cerrada. Sumando a la galería de acceso un volumen de servicios.

La nave cerrada (un poco más alta que el edificio original) posee un entrepiso que techa el espacio de cocina y permite habitar la múltiple altura.

El proyecto del nuevo edificio conservó el perímetro de la antigua bodega, en sus espacios interiores y exteriores. Conservó las aberturas que daban a la galería de acceso en su posición original. Se demolieron los tabiques que separaban los tres espacios y se abrieron nuevos vanos en los muros de ladrillo, que se reutilizaron para levantar nuevos muros. Se descarnaron los muros eliminando el antiguo revoque, evidenciando el trabajo estructural de los muros.

Los muros se cosieron y reforzaron con elementos estructurales de hormigón armado.

La tirantería del techo realizada en madera de pino tea, al igual que las aberturas, se reutilizó en la confección de las nuevas aberturas (descartando aquella que había sido atacada por los insectos y los eventos climáticos). La tirantería del alero posterior realizada en quebracho y lapacho soportó en mejores condiciones la intemperie, por lo que se reutilizó, tal cual estaba.

05 / LOS MATERIALES

El proyecto incluía, el desafío de re-utilizar la mayor cantidad de materiales, como forma de economizar la construcción y de prolongar en el tiempo el patrimonio material de la antigua construcción.

De las demoliciones y nuevas perforaciones en los muros se obtuvieron ladrillos que se utilizaron en nuevos tabiques. Los tirantes del viejo techo, se procesaron para elaborar las nuevas aberturas. Algunos de los pavimentos de las habitaciones, se volvieron a utilizar en las zonas de carácter más doméstico.

Las aberturas de las habitaciones, marcarían la pauta del espacio y el ritmo en las perforaciones de los muros.

El cielorraso de madera se utilizó como textura de revestimiento en algunos tabiques.

La terminación de los muros interiores y el muro hacia la barbacoa posterior se realizó con revoque bolseado, evidenciando la presencia de los antiguos ladrillos.

06 / LA OBRA

El proceso de obra constituyó un gran desafío. Pese a contar con un proyecto ejecutivo definido en casi todos sus aspectos, muchas variables quedaron abiertas al momento de empezar la obra.

En cuanto a los insumos nuevos que demandó la obra, se apostó al trabajo en conjunto con los comercios de la zona. Dadas las características de la zona, los tiempos son un poco más lentos y más pausados, incluso la actividad de comprar o vender, siempre van acompañadas de lentas charlas. Esto posibilitó entablar conversaciones sobre las necesidades de la obra, ingresando a una especie de red conectiva entre actores locales, que mediante el diálogo informal, posibilitó mediante un esfuerzo colaborativo influir positivamente a lo largo del desarrollo de la obra, aportando una variada gama soluciones a las demandas que el proyecto y la obra exigiendo.

07 / RINCONES DEL REFUGIO

En el edificio, se materializaron “rincones” desde donde descansar, ubicarse, contemplar, habitar, esconderse… rincones de fuego…

Tanto la madera de los entrepisos y cielorrasos, como la piel de los antiguos ladrillos, proporcionan una cálida envolvente que nos transmite la sensación de estar habitando un “interior” casi visceral. Un interior que observa el exterior desde las “heridas” abiertas en su piel, que marcan un límite a la experiencia del estar adentro o afuera,

casi como volver a nacer…

La casa es una caja, lo interesante está adentro….”

Le Corbusier