REHABILITACIÓN COMEDOR Y VESTIDORES PLANTA GAMESA MONTERREY

BAQ 2016
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
MÉXICO
FÁTIMA CHAVARRÍA, ANTONIO PLÁ PÉREZ, GUTIERREZ, LUCIANA GÓMEZ

El complejo industrial Gamesa tiene más de 5 décadas, la producción ha aumentado, las necesidades de servicio, en cantidad y calidad se han transformado.

Los vestidores y comedor comparten una misma estructura arquitectónica, siendo centro neurálgico del complejo con gran afluencia de personal. Las instalaciones existentes resultan insuficientes, se requiere un crecimiento del 50% inmediato y 30% a largo plazo.

El proyecto busca la revalorización del trabajador dentro del sistema productivo, a través del diseño y construcción de un nuevo edificio.

Cuatro objetivos:

  1. Sustentabilidad ecológica. Bajo impacto al medio ambiente en su construcción y operación.
  2. Sustentabilidad social. Valorizar al usuario al ofrecerle un mayor confort, físico, estético y psicológico.
  3. Sustentabilidad económica. Optimización de los recursos. Eficiencia de funcionamiento.
  4. El edificio como símbolo del conjunto.

Tres acciones.

  1. Reordenación y optimización del área construida, disminución del 40% al estimado inicial de las áreas, eficiencia en los flujos.
  2. Ampliación, zonas vestibulares que liberan el espacio interior existente.
  3. Intervenciones en la envolvente y el interior, con formas expresivas, ligereza de elementos, mejor iluminación y ventilación, orden y regularidad en el espacio, contraste y articulación ordenada en la disposición de los elemento.

Se conserva la disposición original, planta baja para vestidores y planta alta para el comedor.

En vestidores se cambia la relación proporcional entre vestidores de hombres y mujeres haciéndola equitativa. El espacio interior se ordena a lo largo de un eje longitudinal al cual se conectan clústers de Lockers. Logrando vestidores más eficientes y confortables.

Los sanitarios en núcleos que facilitan mantenimiento y control. Aumento de volumen espacial interior retirando plafones. Redes y ducterías de instalaciones aparentes.

En comedor y cocina se hizo reingeniería total. La cocina se visibiliza. En el comedor desaparecen plafones y subdivisiones, logrando amplitud y trasparencia, mejor distribución del mobiliario, iluminación natural y limpieza. Creando diversos micro ambientes.

En acabados, se liberó el casetón, piso de concreto hidráulico, lambrines de madera reciclada e instalaciones aparentes. Logrando carácter contemporáneo, con reminiscencias de elementos industriales de la primera mitad del siglo XX.

La ampliación se adosa al oeste del volumen existente, con una mayor altura es el punto focal, ahí se alberga el acceso principal, recibiendo a usuarios que llegan de todas las direcciones.

La ampliación, estructura metálica vista, la fachada, una celosía a  de huecos cónicos en concreto blanco, siendo de  día una  pantalla contemporánea y de noche una lámpara icónica dentro del conjunto.

La fachada, cumple a su vez un requerimiento funcional: matiza el ingreso de luz, reduce la transferencia de temperatura y favorece el movimiento del aire.

La planta baja, aloja al vestíbulo general, el gimnasio y áreas para exposiciones y eventos, en el piso superior quedan, área de comensales y terraza exterior de esparcimiento.

El exterior de diseño dinámico, se aumenta la masa vegetal de árboles y plantas, que generan un microclima potenciando las actividades de encuentro y descanso de los usuarios a la vez que coadyuva al confort climático del edificio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *