REHABILITACION FACULTAD DE CIENCIAS UACH

Edificio Emilio Pugín. Facultad de Ciencias, Universidad Austral de Chile.003

BAQ 2014
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
CHILE
ALBERT TIDY,DANIEL LAZO (ASOCIADO)

El año 2007, un devastador incendio destruyó completamente el edificio Emilio Pugín de la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral, en Valdivia.

Junto con el edificio más grande e importante del Campus Isla Teja, se consumieron años de investigación, trabajos en curso y colecciones irrecuperables, dejando como testimonio mudo del desastre, la estructura de hormigón que albergaba las instalaciones desde su levantamiento en 1972.

En el 2009, la Universidad llama a un concurso nacional para recuperar el edificio conservando la estructura original, con el objeto de disminuir costos y la huella de carbono que generaría la demolición y re construcción de un edificio nuevo.

La propuesta ganadora deja la estructura expuesta, aprovechando la lujosa altura interior de 4,5 m que ofrece, y abriéndose a un magnífico Jardín Botánico que antes ignoraba, potenciando la transparencia alcanzada tras el siniestro. Un muro cortina conformado por cristales termopaneles “low-e” envuelve el edificio, que mediante exclusas permite generar ventilaciones cruzadas en verano y acumular calor en invierno.

El programa consistente en su mayoría de laboratorios y oficinas, se distribuye dejando a estas últimas en el perímetro del edificio, lugar donde gozan de luz natural y de vistas, mientras que los laboratorios, de naturaleza más hermética e introvertida, se ubican al centro de todas las plantas. Bajo esta estrategia, el interior se concibe como una serie de volúmenes contenedores que colonizan el espacio y liberan el cielo para el libre recorrido de redes e instalaciones particulares para este tipo de edificios.

Dado que el edificio se encuentra un nivel abajo del nivel de la calle, se optó por abrir el acceso a través de un nivel mesanina donde se concentra el programa público que se abre a la comunidad académica y estudiantil, conectándose por puentes programáticos y de circulación.

El nivel bajo la cota de la calle es trabajado como basamento diferenciado del resto de la estructura con una expresión sólida en escorzo, lograda mediante celosías de hormigón prefabricado.

Mediante la perforación de un vacío central se conectan todos los niveles a través de una escultórica escalera helicoidal fabricada en base a planchas de acero de 8 mm de espesor.

La antigua torre lateral de servicio, mantiene su función original concentrando baños y circulaciones, pero su fachada es unificada mediante una camisa de acero plegado perforado, que le otorga una expresión monolítica que contrasta con el trabajo del muro cortina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *