REHABILITACIÓN HOTEL COLONIAL PARA CONJUNTO HABITACIONAL

BAQ2016
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
GANADOR NACIONAL BAQ2016
ECUADOR
RUBÉN MOREIRA / NATALIA CORRAL / YADHIRA ÁLVAREZ / PABLO MOREIRA / MILTON CHÁVEZ.  MCM + A TALLER DE ARQUITECTURA

El antiguo Hotel Colonial de Quito, ubicado en el encuentro de las avenidas Pedro Vicente Maldonado y 24 de Mayo, junto al puente de los Gallinazos que se ve al bajar desde la Plaza de Santo Domingo, lugar emblemático del Centro Histórico de Quito, se recupera para construir 27 viviendas de interés social.

La edificación original se encuentra en el interior de una manzana, a la que se ingresa desde la Av. Maldonado a través de un pequeño pasaje lateral que rodea al Teatro Cumandá, un predio en el que la topografía es determinante y que le permite gozar de una vista panorámica al paisaje de Quito.

El proyecto propone la revalorización de dos piezas arquitectónicas de valor patrimonial distinto: un primer bloque (A)  construido en la década del treinta del siglo pasado, de marcada longitudinalidad, que caracteriza el frente urbano a la 24 de mayo, y un segundo bloque (B) implantado en la parte posterior del lote edificado en la década de los sesenta y que resulta menos interesante en cuanto a su arquitectura, y plantea el rescate del vacío existente entre bloques, un pasaje al interior de la manzana. Es exactamente por la fuerza de este eje central y de la tensión que genera entre los dos volúmenes existentes que tenemos una lectura de conjunto y no de piezas aisladas en la parcela. Y es esta lectura de conjunto, determinada por la morfología urbana que le relaciona directamente al centro histórico, la que se ha conservado.

Así, se puede decir que más que mantener los edificios existentes, optamos por mantener el vacío generado entre ellos. A partir de esta decisión surgen diferentes estrategias de intervención sobre estos dos volúmenes. Éstas se plantean a partir del reconocimiento del estado actual de las edificaciones y de las posibles aportaciones de cada bloque a la futura intervención: su valor arquitectónico, estructural, tipológico y funcional.

En este sentido y de acuerdo con la postura de intervención adoptada se mantiene la horizontalidad del bloque A que caracteriza la perspectiva del conjunto desde la Av. Maldonado, mientras que en el bloque B se opta por la construcción de cuatro pequeñas torres de cuatro pisos cada una.  Mediante lo cual se mejoran las condiciones de asoleamiento y aprovechamiento de vista de las viviendas ubicadas en este bloque y se diferencia la nueva intervención dentro del conjunto patrimonial del Hotel Colonial.

Las 27 viviendas propuestas se distribuyen en dos tipologías edificatorias, el bloque lineal y la torre aislada.  Aunque por el basamento común y comunicación por medio de pasarelas las cuatro torres funcionan como un solo bloque.

La conexión transversal del conjunto se resuelve mediante un circuito interno que conecta los espacios libres del conjunto. Este circuito funciona a partir del mirador comunal hacia el centro histórico de Quito, pasando por el hall central del bloque A y conectándose directamente al hall central del bloque B a través de la calle y de la introducción de un nuevo elemento arquitectónico, una pasarela elevada, hasta llegar al patio, un espacio más reservado de uso colectivo de los vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *