REMODELACIÓN Y AMPLIACIÓN HOTEL LA CANCHA

BAQ 2010
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
PUERTO RICO
JOSÉ R. MARCHAND-SIFRE/ THE OFFICE OF MARVEL & MARCHAND.

El 8 de diciembre de 2008, exactamente 49 años después de su apertura inaugural, el Hotel La Concha re-abrió sus puertas después de una extensa renovación. Esta fecha es una confirmación de que las estructuras existentes de la época moderna de mediados del siglo veinte pueden ser devueltas a nuestros tiempos y responder a los usos y necesidades presentes.

Diseñado por la firma de arquitectos puertorriqueña Toro y Ferrer cuando Puerto Rico se redefinía ante los tiempos modernos, una era después de la Segunda Guerra Mundial, el Hotel La Concha es un hito de la arquitectura tropical moderna. Elementos verticales y horizontales se reflejan en un ritmo sinfónico de columnas delgadas, bóvedas, paneles de persianas y jardineras. Durante la época de los 80, los años dorados del Hotel La Concha comenzaron a desvanecerse. En un intento de mantenerlo a los tiempos, varias intervenciones y renovaciones al hotel cambiaron muchos de los aspectos emblemáticos del hotel. A mediados de los 80, el hotel propiedad del gobierno cerró sus puertas. El gobierno central de la isla, en su intento de proveer al área turística del sector del Condado y a la isla con una “nueva imagen” decidió demoler la estructura del Hotel La Concha y en su lugar desarrollar un proyecto de tipo multi-usos de una más alta densidad y en el vocabulario del “renacimiento español” utilizado en la isla a principio de siglo veinte. La comunidad en general, las organizaciones profesionales de arquitectura y el Municipio de San Juan se organizaron y se opusieron al proyecto propuesto. Por reclamo popular del público, organizaciones profesionales y académicas, el Hotel La Concha se convirtió en patrimonio de nuestra arquitectura moderna del país. Luego de muchas batallas los esfuerzos lograron detener la demolición del hotel, no sin antes la demolición haber comenzado, lo cual dejo una desagradable “herida” en la estructura original.

El proyecto aquí presentado es la remodelación y renovación de las estructuras existentes del Hotel La Concha. Esta es la primera fase de un total de dos que comprende la expansión del hotel con estacionamiento y habitaciones adicionales. Esta última etapa, en construcción en estos momentos, ha sido cuidadosamente planeada para que no afecte la remodelación de las estructuras existentes. Nuestros objetivos para la remodelación y renovación del hotel fueron, no solo devolver al Hotel La Concha su imagen icono sino a la misma vez incorporarla a los requisitos de la industria de hotel de nuestros días.

En primer lugar, se definieron los elementos originales del hotel que merecían su re-construcción o preservación. Entre ellos se resaltó la re-construcción de la estructura de bóvedas múltiples, la escalera espiral de la entrada, la bóveda que techa el salón de actividades, y la emblemática estructura de concreto en forma de una “concha”, diseñada por el ingeniero estructural italiano Mario Salvatori.

En segundo lugar, se analizaron las necesidades y requisitos del operador para prever cómo podían estos ser acomodados en la estructura existente. A nuestro placer, los espacios operacionales más importantes del hotel podían ser acomodados en las mismas áreas donde originalmente eran servidos cuando abrió el hotel: el vestíbulo principal, el salón de actividades, los restaurantes, las áreas de servicios y la circulación vertical.

En tercer lugar, se identificaron condiciones en la estructura original del hotel que no resolvían el nuevo programa de usos y que necesitaban de una intervención especial, sobre todo el re-diseño y re-construcción de las áreas de piscina y sosiego. Originalmente ubicadas en un nivel más alto que el vestíbulo de entrada del hotel, la piscina y el área de recreación estaban aisladas sin ninguna relación particular con los otros espacios y actividades del hotel. Por su lado, el vestíbulo, al mismo nivel de arribo, presentaba una condición cerrada sin vistas excepcionales ni memorables. Diseñado en niveles variados y sutiles, la nueva piscina y espacios contiguos fluyen como una extensión del vestíbulo, y abren hacia la playa a través de una nueva apertura ancha debajo de la torre de habitaciones. En el recinto de la piscina, un nuevo sistema estructural, rotado con respecto al sistema de la estructura original, se utiliza para resaltar, y muy notoriamente, diferenciar el nuevo diseño del original. Las nuevas estructuras de acero fueron pintadas de color brillante para crear un espacio de transición entre el vestíbulo y las áreas de piscina, el Atrio. Otra condición evaluada fue la extensión de las habitaciones hasta la línea exterior de la fachada norte. Los balcones de las habitaciones originales eran muy pequeños para su disfrute y sus pasamanos de concreto prefabricado además de estar en condición estructural muy pobre impedían y divergían la vista del usuario al océano. El nuevo cubrimiento en cristal abre la habitación a las vistas del océano a la vez que proveen habitaciones más amplias.

El uso de tecnologías de construcción modernas permite la re-creación de detalles originales utilizando materiales presentes y más duraderos. Por ejemplo, el bris-soleil de concreto prefabricado original de la fachada sur en la entrada y en el módulo de cabañas fue re-creado utilizando aluminio mientras se emulaba el diseño original. Las persianas de madera en los pasillos abiertos de los niveles de habitaciones también fueron re-construidos con el uso de aluminio. Equipos y sistemas mecánicos modernos permitieron re-localizar el cuarto mecánico del hotel y dar un nuevo uso de salón de actividades al cuarto mecánico original, ubicado en su origen en un espacio frente al mar. El diseño de mobiliario, uso de colores y selección de arte son de estilo contemporáneo pero sencillos que complementan la arquitectura moderna del Hotel La Concha.

El resultado de la intervención de la remodelación del Hotel La Concha fue la renovación de la imagen iónica de su estructura y fachadas, pero a la misma vez se doto en su interior un nuevo flujo de espacios interiores que abren hacia las áreas exteriores de piscina y sosiego. La reapertura del Hotel La Concha comprueba la relevancia de las estructuras modernas de mediados del siglo veinte en nuestra arquitectura presente.