RESIDENCIA VANDA N4

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
PUERTO RICO
MIGUEL DEL RIO

“Nuestra casa debe ser fresca y tropical, acogedora, moderna abierta y bien familiar. Los espacios y materiales de construcción deben darle el detalle y diferenciarla de una casa convencional. No estamos buscando lugares formales ni salones que no vamos a usar. Nos gustan los espacios abiertos y áreas que podamos compartir con toda la familia. Aunque moderna, queremos una casa con el aspecto de una casa de campo en el sentido de lo fresco y abierto sin olvidar la seguridad. Queremos aprovechar al máximo el patio que tenemos, sin duda poder disfrutar de la vista a este en casi cualquier punto de la casa. El patio es el atributo principal de la casa”.

Ante el reto presentado por nuestros clientes el proyecto se concibe como una escultura donde la materialidad y la realidad climática definen y dan forma al espacio interior e integran el espacio exterior.  Los techos más allá de proveer cobertura no sólo definen  el espacio habitable sino lo trascienden para crear un ambiente único, reinterpretando la idea de la casa de campo sin replicar la misma. Se utiliza un “palette” de materiales que incluye hormigón expuesto, madera, piedras naturales y el acero los cuales contribuyen al efecto escultórico de la obra. 

El hormigón juega un papel importante en la expresión arquitectónica de la residencia ya que se utiliza extensamente no sólo como material estructural sino como material de terminación exterior e interior. A través de la obra se realza la plasticidad del concreto mediante la combinación de formas dinámicas en los techos balanceadas por sus bases más estáticas.  Se utilizan distintos tipos de moldes tales como panel o franjas de madera para vaciar el hormigón expuesto los cuales quedan reflejados en el acabado de numerosas paredes contrapuestas con superficies empañetadas evidenciando la versatilidad y nobleza del material. (Un dato curioso es que contratista compró paneles “plywood” con acabado fenólico para dar una terminación más lisa, sin embargo optamos por utilizar panel convencional para que se reflejara la veta de la madera en las paredes.) 

La residencia es diseñada para un matrimonio joven y sus tres hijos varones. La misma ubica en un lote sub-urbano de unos 4,300 metros cuadrados de topografía irregular con caída hacia el norte.  La secuencia espacial no es la de una casa tradicional sino responde al modo de vida informal de los clientes y su familia.  A pesar de que la casa se emplaza como objeto en el paisaje no se concibe para ser vista como tal, sino para ser apreciada a través de la suma de muchos instantes y yuxtaposiciones tanto espaciales como materiales.

La planta principal y la circulación se organizan alrededor del eje longitudinal que corre en dirección sureste a noroeste.  El eje se enfatiza con una fuente en la entrada, mediante columnas de acero que nacen del terreno en distintos ángulos evocando el bambú (presente en la parte posterior del solar) y a través de la escalinata que conduce al nivel inferior y al patio.

Las áreas de estar de la residencia (cocina, salón familiar, comedor interior y comedor exterior) se ubican al noreste de dicho eje y están cubiertas bajo un gran techo en forma de “V” Los espacios públicos se organizan alrededor de la cocina, la cual remplaza la “hoguera” en nuestro clima tropical y sirve de “núcleo” familiar.  Desde y hacia la cocina hay continuidad espacial al resto de las áreas de estar. También hay continuidad visual con los patios mediantes grandes vanos que enmarcan el entorno exterior. (A estos se le integró un sistema de tormentera “shutter” automático que brinda seguridad a la hora de dormir.)

Las habitaciones  se organizan a lo largo de un pasillo que corre paralelo al suroeste del eje principal y bajo un techo de forma fluida y dinámica. La expresión arquitectónica del mismo es más libre que el techo principal inspirado en los guacamayos que sobrevuelan frecuentemente el lugar. Sus ángulos permiten un juego de luz, sombra y reflexiones en las superficies que aborda, como el terrazo y el hormigón expuesto. Las piedras seleccionadas para el piso de terrazo integral (también cementicio) al igual que zócalos y escalera son de mármol “carrara” y/o gris “bardiglio” evocan el diálogo entre el concreto expuesto y el empañetado blanco.

El pasillo se ubica hacia el exterior para nuevamente enfatizar la vista al patio y esta provisto de unas grandes puertas quebrasoles de madera que permiten la ventilación cruzada hacia las habitaciones pero a mantienen seguridad.

En el nivel inferior se ubican una oficina, y la cava, el cuarto de juegos, el gimnasio, al igual que la piscina, la terraza y un pabellón con área de bar.  Todos estos se orientan para maximizar las vistas desde y hacia el patio.

Se ha aprovechado el desnivel de terreno para lograr un volumen de altura y media en la entrada a un espacio monumental de altura triple sobre la gran escalera. Se invierte la lectura convencional de la residencia dándole mayor importancia a la fachada posterior (vista que disfruta la familia a diario desde su patio) que aquella que proyecta hacia la calle.  La casa se presenta de manera reservada hacia la calle dando sólo pequeños indicios de su forma ante la solicitud de los dueños de mantener privacidad.

Se ha intentado hacer un diseño sustentable y sensitivo al ambiente. Al ser una residencia particular no se solicitó certificación LEED o equivalente, no obstante se incluyeron principios de sustentabilidad al diseñar la residencia.  Primeramente las áreas de estar son completamente abiertas y se protegen de la lluvia y el sol mediante grandes aleros. En lugar de proveer ventanas la casa se ha provisto de un sistema de quebrasoles construidos de teca cultivada (mayormente de una finca local) las cuales brindan ventilación natural y seguridad. Al plantear la casa en el entorno se respetó la vegetación existente, específicamente varios árboles maduros en las colindancias laterales.  En adición se ha sembrado extensivamente nueva vegetación incluyendo palmeras, plantas ornamentales y árboles frutales.

Aparte de la expresión arquitectónica los grandes techos y sus formas también responden al clima tropical y contribuyen a la ventilación e iluminación natural. El techo principal a dos aguas invertido en forma “V” recoge las aguas de lluvia mediante una gran canal y se almacena en un aljibe utilizado para riego de todo el jardín.  A su vez las formas de los techos permiten la entrada de luz natural  indirecta a la residencia por lo que el uso de iluminación artificial durante las horas del día es prácticamente innecesario.

El ala noreste del gran techo está orientada hacia el suroeste en un ángulo ideal de exposición para paneles fotovoltáicos para la residencia. (Al momento del diseño se contempló esta alternativa pero dad la escala resultó no ser costo efectivo por lo que se dejo la provisión para instalación futura). Se han utilizado calentadores de agua solares para la residencia los cuales se ubican en dicha ala con exposición suroeste.  Se ha integrado al diseño un sistema central “inteligente” para controlar, data, seguridad, comunicación e iluminación, este último de suma importancia ya que permite atenuar todas las lámparas interiores y exteriores según actividades y horario para reducir el consumo energético.

La casa esta diseñada para permitir que la ventile naturalmente por medio de los quebráosles, aperturas y ventanas y los techos altos que permiten circulación cruzada de aire. El pasillo de acceso a las habitaciones  se ubica hacia el suroeste en la parte exterior con un gran alero y quiebrasoles. Se han provisto unas grandes puertas corredizas que al abrirse generan ventilación cruzada hacia las habitaciones. Aún que se han provisto sistemas de acondicionamiento de aire en las habitaciones como alternativa para días de extremo calor los sistemas especificados tienen un nivel de eficiencia (SEER) de 18, el cual era el más alto en el momento que se construyó la casa.  Las ventanas utilizadas en las habitaciones son de cristal doble con capa de aire sellado con sílica para mantener aislamiento térmico, pero a su vez permiten abrir en posición proyectada para ventilar naturalmente.  Estas ventanas tienen “shutters” integrados para controlar la entrada de luz directa y evitar radiación de calor al interior. 

Todos los inodoros utilizados a través de la residencia son de tipo “dual flush technology” que permite utilizar más o menos agua dependiendo si los desperdicios son sólidos o líquidos reduciendo el consumo de agua potable.

La cocina especificada es de una compañía que utiliza materiales libre de tóxicos y eco amigables tanto el la producción como en el empaque de sus productos. 

Los materiales utilizados también son eco-amigables, reciclados, y/o locales tales como la ceniza volante fly-ash) que se utilizó como aditivo en la mezcla del concreto para ayudar a aislar e impermeabilizar el hormigón.  Las teca utilizada para los quebráosles fue obtenida de una finca propiedad de los dueños para cultivo de madera (“farmed woods”). En algunos pisos exteriores se ha utilizado “composite wood decking” el cual se fabrica de madera reciclada. En lugar de pavimentar el área de rodaje vehicular se han utilizado “pavers” de concreto fabricados localmente que permiten el crecimiento del césped y a su vez reducen el exceso de escorrentías de aguas pluviales. Los pisos de terrazzo integral el cual utiliza sobrante de piedrilla de mármol sobre una base de cemento fueron fabricados en sitio.