TORRES DE ALVEAR

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
FABIÁN ESPINOZA

Por mucho tiempo hemos cuestionado los conceptos modernos que han causado la destrucción del urbanismo andino, así como también el dogma modernista del diseño arquitectónico que resulta en una arquitectura que no calza sobre las laderas de montaña.

La montaña imprime el límite al urbanismo mientras que en el valle, es el hombre quien establece los límites y la forma. En este proyecto desarrollamos una SISTEMATIZACIÓN MODULAR ESTRUCTURAL que nos ha permitido movernos con libertad dentro de las diferentes órdenes que manejamos en los espacios interiores y exteriores.

La fachada de ingreso dialoga con la calle, con espacios y detalles que enriquecen el espacio urbano, mientras que la fachada hacia el valle es parte del paisaje de la ladera.

El desafío fue el generar un diálogo entre el límite que establece la montaña y el espacio exterior, enmarcado dentro de la REGULACIÓN URBANA DE QUITO que es rigurosa en el sentido dimensional pero no en el sentido conceptual con disposiciones que son urbanas pero no urbanísticas.

Las terrazas nos da la montaña, nosotros proponemos una diversidad morfológica que extendemos hasta la individualización de cada unidad dentro del sistema. La extensión natural de este concepto de diseño nos llevó a buscar una riqueza interior que nos permita dejar el sombrero en la sala sin sentirnos culpables. Los conceptos de austeridad del minimalismo se ven humanizados con el uso de materiales simples, nobles y resistentes.

La individualidad lograda por las terrazas que se desarrollan en una variedad de planos y niveles, integra al usuario  con el paisaje, sin duda uno de los más impresionantes del mundo, la Cordillera Oriental con sus volcanes y nevados extraordinarios y el valle de Tumbaco.

La integración al espacio urbano entrega a la calle más de lo que toma.