VIVIENDA M+S

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
PARAGUAY
PAOLA MOURE

Dos en una…

Localizada en un barrio residencial de la ciudad de Asunción, esta vivienda se ubica en un terreno entre medianeras, que es la resultante de la compra de dos lotes; uno hacia el norte sobre una calle secundaria, y otro hacia el sur con frente a una avenida poco transitada. El terreno unificado tiene una longitud final de 70 mts., con una pendiente muy pronunciada de calle a calle, y la particularidad de estar desfasados uno respecto al otro.

El programa de necesidades planteaba como condicionante, la resolución de dos viviendas en una; la primera para un matrimonio con dos niños pequeños, y la segunda, para los padres de uno de los propietarios, buscando que existiera una interrelación, pero a la vez una suerte de independencia entre ellas.

Así, casi intuitivamente, el proyecto se ubica en el nexo entre ambos lotes, en el punto de desfasaje de los mismos, al que se accede a través de una rampa de dos tramos, que se  adapta a la pendiente natural del terreno. Para llegar a la planta baja, se desciende  medio nivel dónde se encuentra el acceso principal, y aquí la arquitectura se propone como un espacio continuo de uso común, dónde se ubican la cocina, la sala de televisión, el comedor y el estar-galería que se integra al jardín por un sistema de grandes aberturas plegadizas (éste es el espacio de mayor uso de la vivienda, ya que en climas como el nuestro, la vida se desarrolla bajo los espacios intermedios).

La planta alta en cambio, se separa en dos bloques; uno que mira al patio norte con entrada independiente  al que se llega por medio del segundo tramo de la rampa, (que es la vivienda de los abuelos) y contiene un dormitorio, un estar, baño y kitchenette; y otro que mira al patio sur, que alberga el área íntima de la familia, con sus tres dormitorios, baños y un estar para los más pequeños. Estos dos volúmenes se conectan a través de un puente transparente y ligero que define el espacio interior más complejo de la vivienda, ya que es allí, en la conexión de los lotes, donde las cubiertas planas de cada volumen se elevan en forma triangular, denotando con su forma la particularidad de la geometría del solar, permitiendo que en los intersticios de estas placas, la luz cenital inunde indirectamente este espacio en doble altura.

La estructura de hormigón armado a la vista, con un esquema de planta libre, refuerza la idea de integración espacial de la vivienda. En las losas del garaje y la rampa, se plantea un encofrado perdido de ladrillos vistos contrastando con su textura aquella lisa del hormigón.  La cubierta del área de estar-galería, con un esquema de dos vigas vierendel nos da una luz libre de 12.50 mts. entre pilar y pilar y nos permite la total integración de  ambos espacios que miran al sur.

La materia del proyecto está dada por elementos naturales en los que se explotan sus cualidades intrínsecas: el ladrillo artesanal, los pisos de piedra rústica arenisca nacional y de madera de ybyraró, así como los revestidos de muros en la misma madera autóctona, el vidrio, metal, el hormigón visto, la experimentación con la modalidad del trabajo de cestería para el cerramiento de los portones de ambas fachadas con madera de timbó, los filtros de madera tipo persianas para los dormitorios, y también aquellos hechos en ladrillos tipo muros flotantes para dar intimidad a la circulación en la rampa.

…Y fundamentalmente  el viento que circula por toda la casa, la luz  cenital a través de los diferentes cortes de techo, y los juegos de sombra  resultante, como  elementos que evidencian las texturas utilizadas en el proyecto…