Vivienda social en carapungo

BAQ 2010
CATEGORÍA HABITAT SOCIAL Y DESARROLLO
ECUADOR
 PATRICIO GUERRERO SEGOVIA

Este fragmento de ciudad-dormitorio, destinado a gente que busca sobre todo vivienda económica y seguridad, ha sido escenario para que se desarrollen programas habitacionales intramuros, sin interés por el espacio público. El resultado: Una ciudad sin “ojos” (Jane Jacobs), sin vida.

Como reacción a esto, el proyecto divide su programa en dos: Un bloque frontal compacto, con vocación pública, con “ojos”, de uso comercial en planta baja y con una doble fachada en plantas altas (dos dúplex), que resuelven de manera sencilla el ángulo existente en el terreno. Al fondo, mas privado, 21 viviendas unifamiliares desarrolladas en dos bloques continuos y enfrentados con una ligera apertura hacia oeste, en cuyo interior se disponen una pequeña plaza y el área verde, que miran hacia la ciudad y gozan del sol de la tarde. En cada bloque se han ubicado las viviendas en sentido inverso, esto permite captar el sol de la mañana en un caso, y el sol de la tarde en otro. Estas viviendas están configuradas a través de dos cuerpos desplazados, generando al frente un espacio de transición entre lo público y lo privado, y al fondo un patio de servicio, esta disposición, además, permite buena iluminación natural, ventilación cruzada y economía en áreas de circulación.

Las viviendas en dúplex, enfrentadas a la vía pública, disponen de un sistema de escaleras de acceso, exteriores que permiten una buena fuga visual y al interior sus cocinas hacen un pequeño gesto formal, evitando una relación excesivamente frontalizada con la vía y el contexto en general, sin valor alguno.

Formalmente, una cinta de hormigón de similar diseño, da unidad a las fachadas del bloque frontal y las viviendas posteriores, además, recogen elementos en voladizo, definen accesos y crean lugares con sombra.