VLT CARIOCA

BAQ 2016
CATEGORIA DISEÑO URBANO Y ARQUITECTURA DEL PAISAJE
BRASIL
LUIZ EDUARDO INDIO DA COSTA, LUIZ AUGUSTO INDIO DA COSTA

La integración, transparencia, eficiencia, bienestar, contemporaneidad, ADN carioca e inserción urbanística, fueron palabras clave en la definición del concepto de este proyecto que, establece una relación inédita entre el nuevo sistema de transporte y el espacio público de la ciudad de Río de Janeiro.

El VLT – Vehículo ligero sobre rieles, representa un paso por delante de todo lo que ya se ha visto en Brasil en términos de transporte público. Se asume un nuevo nivel de calidad por, entre otras características, ser eléctrico (no contaminante y silencioso) y tener el piso nivelado con la plataforma de la parada, proporcionando total accesibilidad.

En el caso de Río de Janeiro, nos tocó la tarea de participar de la definición del trayecto, rediseñar el vehículo y las paradas, y además, estudiar minuciosamente la transformación por la que pasaron las vías y calzadas existentes para que la inserción del VLT se hiciera de forma natural, respetando el medio ambiente y preservando el patrimonio histórico de la propia ciudad.

Si bien la planificación de la Prefectura es expandir el sistema de VLT en otras áreas, el proyecto aquí presentado a la Bienal se restringe a un trecho ya ejecutado que conecta la Plaza Mauá al Aeropuerto Santos Dumont, pasando por la Av. Río Branco, la más tradicional de las avenidas de la ciudad, repleta de edificaciones tumbadas, y la Av. Beira Mar, cruzando además el Parque del Flamengo – definido como área de Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.

Considerando que el trazado del VLT cruza áreas densamente ocupadas y urbanísticamente definidas, en particular históricas, se ha prestado especial atención a la implantación de las paradas para evitar conflictos con el comercio, entradas de edificios, fachadas y marcos, accesos de garajes, arborización, aceras y mobiliario urbano existente.

La búsqueda por una identidad única y exclusiva para el tren de la capital carioca priorizó aspectos como la reducción del impacto visual y la armonía de las composiciones ultramodernas a las construcciones históricas de buena parte del trayecto. Un innovador sistema de APS (alimentación por el suelo) permitió la operación de los trenes libre de catenarias – cables aéreos de captación de energía.

El abastecimiento energético del VLT se hace por medio de un sistema único, que consiste en la combinación de un tercer riel localizado en las paradas y en ciertos tramos de la línea, y de un supercapacitor que utiliza la energía producida en cada frenado, la cual, almacenada, impulsa los trenes del sistema. Este sistema alimentador genera seguridad y principalmente más economía, además de prescindir de la utilización de hilos aéreos.

Una de las metas del proyecto del vehículo, realizado en colaboración con la oficina francesa Yellow Window, fue promover una experiencia indiscutiblemente superior al piso de autobuses, lo que motivó innovaciones del tren a las plataformas de las paradas.

El sistema es bidireccional, permitiendo a los trenes transitar en ambos sentidos y cada uno tiene capacidad para unos 400 pasajeros, siendo dotados de aire acondicionado y de puertas a ambos lados.

La estimación es que el VLT debe retirar al menos el 60% de los autobuses y el 15% de los automóviles que actualmente circulan en el centro de la ciudad.